Lecturas de la Misa

Domingo 11 de Septiembre 2011

11 de septiembre de 2011

Domingo 11 – 24º domingo durante el año. Verde.

LECTURA

Lectura del Libro del Eclesiástico.  Ecli 27, 30-28, 7

El rencor y la ira son abominables, y ambas cosas son patrimonio del pecador. El hombre vengativo sufrirá la venganza del Señor, que llevará cuenta exacta de todos sus pecados. Perdona el agravio a tu prójimo y entonces, cuando ores, serán absueltos tus pecados. Si un hombre mantiene su enojo contra otro, ¿cómo pretende que el Señor lo sane? No tiene piedad de un hombre semejante a él ¡y se atreve a implorar por sus pecados! Él, un simple mortal, guarda rencor: ¿quién le perdonará sus pecados? Acuérdate del fin, y deja de odiar; piensa en la corrupción y en la muerte, y sé fiel a los mandamientos; acuérdate de los mandamientos, y no guardes rencor a tu prójimo; piensa en la Alianza del Altísimo, y pasa por alto la ofensa.

Palabra de Dios.

Comentario

El sabio está convencido que la venganza lleva a un círculo sin fin. Por eso considera que lo único que puede romper con una escalada de violencia es el perdón. Desde este lugar reconciliador se puede construir una sociedad más sana y fortalecida.

SALMO   Sal 102, 1-4. 9-12

R. El Señor es bondadoso y compasivo.

Bendice al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga a su
santo Nombre; bendice al
Señor,alma mía, y nunca
olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas y
sana todas tus dolencias;
rescata tu vida del sepulcro,
te corona de amor y de ternura. R.

No acusa de manera inapelable
ni guarda rencor eternamente;
no nos trata según nuestros
pecados ni nos paga conforme
a nuestras culpas. R.

Cuanto se alza el cielo sobre la
tierra, así de inmenso es su
amor por los que lo temen;
cuanto dista el oriente del
occidente, así aparta de
nosotros nuestros pecados. R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Cristianos de Roma.  Rom 14, 7-9

Hermanos: Ninguno de nosotros vive para sí, ni tampoco muere para sí. Si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para el Señor: tanto en la vida como en la muerte, pertenecemos al Señor. Porque Cristo murió y volvió a la vida para ser Señor de los vivos y de los muertos.

Palabra de Dios.

Comentario

“La exhortación de Pablo se convierte ahora en oración. Es como si invitara a todos a recitar el himno litúrgico de confesión de fe en uso de las comunidades de entonces (7-9), para expresar que lo único importante en la vida del cristiano es el Señor” (Comentario de La Biblia de nuestro pueblo).

EVANGELIO

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Mateo.  Mt 18, 21-35

Se acercó Pedro y dijo a Jesús: “Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?” Jesús le respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”. Por eso, el Reino de los Cielos se parece a un rey que quiso arreglar las cuentas con sus servidores. Comenzada la tarea, le presentaron a uno que debía diez mil talentos. Como no podía pagar, el rey mandó que fuera vendido junto con su mujer, sus hijos y todo lo que tenía, para saldar la deuda. El servidor se arrojó a sus pies, diciéndole: “Dame un plazo y te pagaré todo”. El rey se compadeció, lo dejó ir y, además, le perdonó la deuda. Al salir, este servidor encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, tomándolo del cuello hasta ahogarlo, le dijo: “Págame lo que me debes”. El otro se arrojó a sus pies y le suplicó: “Dame un plazo y te pagaré la deuda”. Pero él no quiso, sino que lo hizo poner en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Los demás servidores, al ver lo que había sucedido, se apenaron mucho y fueron a contarlo a su señor. Este lo mandó llamar y le dijo: “¡Miserable! Me suplicaste, y te perdoné la deuda. ¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de ti?”E indignado, el rey lo entregó en manos de los verdugos hasta que pagara todo lo que debía. Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos”.

Palabra del Señor.

Comentario

El perdón es un acto de gracia, es decir, no exige nada. Se entrega, simplemente por amor y con la esperanza de recobrar una relación perdida. Esta situación depende no solo de quien otorga el perdón, sino también de quien lo recibe. Ambos deberían quedar reconciliados. Y no solo entre ellos, sino “desde el interior”. Este hombre recibió el perdón, pero en realidad lo despreció al no aplicarlo a su compañero. El perdón, entonces, no sólo lo podemos recibir, sino que también lo debemos entregar para no perderlo.

About these ads

Single Post Navigation

10 thoughts on “Domingo 11 de Septiembre 2011

  1. Anónimo on said:

    En un dia como este en elque me siento maltratada psicologicamente por mi compañero esta lectura ha de alimentar mi alma para que renovando mi manera de persar recobre la paz y a sonriza que surge de un corazon que perdona y cree en que es mejor vencer el aml a fuerza de bien.
    Dios ayudame me siento cansada y vacia . enciende en ji el fuego de tu amor y que lo comparta .amen

  2. anonimo on said:

    a ti anonima le quiero decir que Dios te ama y tambien ama a su companero que te maltrata,pues el senor nos ama a todos. Sin embargo nosotros debemos amarlo y demonstrale este amor siguiendo las instruciones que el ha dejado en el libro sagrado.
    Que ustede le perdone es muy digno de una hija que ama a su padre y le sigue sus enstruciones, pero no es bueno que tu sigas permitiendo que el la maltrate.
    Debes hablar con el y decirle todo lo que sientes y rogarle al senhor que lo aparte de su vida o lo cambie.
    Luego el senhor te dara una respuesta, ten fe.

  3. Anónimo on said:

    Es el amor el que nos llevará al perdón, al Señor. Hay muchos momentos en que me siento decepcionado de mis amigos y familia, pero el Señor lo soportó todo y debo hacer lo mismo aunque me paresca algo muy dificil y duro de hacer.

  4. Anónimo on said:

    Busque las lecturas del dia de hoy pues, proclamare esta noche durante la Misa y queria practicar e internalizar las lecturas. Ha sido un momento emocional pues, me habla doblemente como ser humano, en este 11 de septiembre que recordamos con dolor la tragedia causada por el odio y la intolerancia. Tambien me hace reflexionar en el gran dolor personal que experimente al final de mi matrimonio, el cual fue inesperado y desgarrador. Sin embargo, Dios nos da la capacidad de sobreponernos, especialmente cuando nos aferramos a la fe y a las personas que nos aman. Gracias Dios mio por no permitir que el rencor haga nido en mi corazon!

  5. Jona on said:

    Gracias por poner las lecturas en internet amm es k como no puedo ir al templo seguido deperdis sigo su palabra de mi padre les agradesco
    xD

  6. Wanda on said:

    Gracias por las lecturas.

  7. Anónimo on said:

    A ti anomina, quiero decirte que no eres la unica… solo piensa que Dios te ama, perdona y quierete, mientras eso no pasa, siempre te vas a sentir mal.

  8. gracias por dar informacion es muy importante estar serca de dios

  9. hola

  10. Anónimo on said:

    el dia que escuche esta misa me hizo reflexionar y valorar lo mucho dios me ha dado y que nunca pude valorar por odiar y me hacia daño el perdon es el mejor alimento y con dios hay vida

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 936 seguidores

%d personas les gusta esto: