Lecturas de la Misa

Viernes 27 de Abril – Santo Toribio de Mogrovejo

Viernes 27 – Santo Toribio de Mogrovejo, Obispo. – Patrono del Episcopado Latinoamericano. (F). Blanco.

LECTURA

Lectura de la Segunda Carta de San Pablo a Timoteo.  2Tim 1, 13-14; 2, 1-3

Toma como norma las saludables lecciones de fe y de amor a Cristo Jesús que has escuchado de mí. Conserva lo que se te ha confiado, con la ayuda del Espíritu Santo, que habita en nosotros. Tú, que eres mi hijo, fortalécete con la gracia de Cristo Jesús. Lo que oíste de mí y está corroborado por numerosos testigos, confíalo a hombres responsables que sean capaces de enseñar a otros. Comparte mis fatigas, como buen soldado de Jesucristo.

Palabra de Dios.

Comentario

Nadie queda fuera de nuestra oración. Y de un modo especial tenemos que considerar a quienes tienen como tarea dirigir a la comunidad. Que el Señor los ilumine para llevar adelante un proyecto de vida para todos, y que no trabajen para satisfacer sus pretensiones particulares o de poder.

SALMO   Sal 95, 1-3. 7-8. 10

R. ¡Anuncien las maravillas del Señor!
O bien:
Aleluya.

Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su nombre. R.

Día tras día, proclamen su victoria.
Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos. R.

Aclamen al Señor,
familias de los pueblos;
aclamen la gloria y el poder del Señor. R.

Aclamen la gloria del nombre del Señor.
Entren en sus atrios
trayendo una ofrenda. R.

Digan entre las naciones: “¡El Señor reina!
El mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud”. R.

EVANGELIO

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Mateo.  Mt 9, 35-38

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para su cosecha”.

Palabra del Señor.

Comentario

La lectura anterior nos pedía que oremos por nuestras autoridades. Y ahora se nos pide que oremos para tener pastores. Nuestras comunidades necesitan pastores, y pastores que sean capaces de conducirnos hacia Dios. Por eso es tan importante nuestra oración. ¿Nos hacemos responsables de sostener y hacer crecer nuestra comunidad?

About these ads

Single Post Navigation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 958 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: